Para transformar el mundo tenemos que transformar a la persona : ¿empezamos por la educación?

05 de marzo de 2019

Compartir:
  • Fb
  • Tw
  • in
  • G+

El pasado 14 de febrero, junto con Woman Essentia, celebramos el congreso “Trabajando en primera persona: de la experiencia a la excelencia”, en el que hemos venimos trabajando durante casi un año y que tuvo como base la conclusiones extraídas del Foro Davos 2018 que nos hizo reflexionar acerca de la necesidad de un cambio social importante que generara ciudadanos capaces de adaptarse a la transformación que estamos viviendo.

El Foro Económico de DAVOS se ha convertido sin duda alguna en el epicentro del debate económico y social más importante del mundo y que en el encuentro celebrado en enero del 2018 se hizo bajo el lema Crear un futuro común en un mundo fracturado, donde el Presidente del Foro Klaus Schwab, señaló textualmente «……. Esta vez, para crear un futuro compartido en un mundo fracturado, debemos centrarnos en el impacto cualitativo de nuestras decisiones. Lo que realmente, y con urgencia necesitamos es un nuevo contrato social». Se puso de relieve que las empresas son las protagonistas para la resolución de los retos sociales a los que nos enfrentamos y que este cambio se produzca.

Paralelamente, nos encontramos que el 25 de septiembre de 2015 supuso un hito en la historia de la humanidad cuando los líderes mundiales aprobaron una agenda bajo el lema “Transforma nuestro mundo: la agenda 2030 para el desarrollo sostenible”, donde quedaron definidos los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) que entrarían en vigor el 1 de enero de 2016. Entre estos objetivos, todos importantísimos y vitales para construir un mundo mejor, nos encontramos con algunos que tienen especial sensibilidad para ESESA IMF:

- Objetivo 4: la importancia de la educación de calidad

- Objetivo 8: trabajo decente y crecimiento económico

Con esto, y bajo la dirección técnica de Woman Essentia, diseñamos un congreso que contribuyera a generar un mundo mejor, contando con ponentes de gran reconocimiento y todo con ello con un fin social, ya que el ingreso recaudado por la venta de inscripciones es destinado a la Fundación “Digital Citizen Fund”que trabaja para lograr la inserción profesional de mujeres en Afganistán a través de la educación en niñas y mujeres permitiendo que tengan acceso a la tecnología, a conectarse virtualmente con otras personas en todo el mundo y a obtener las habilidades necesarias para tener éxito en el mercado global en expansión de hoy.

A lo largo de la jornada se pusieron de relieve muchos temas de interés pero también muchos de los problemas a los que nos enfrentamos a día de hoy relacionados con la falta de motivacióny la frustración, generados muchos de ellos por la realidad laboral en la que se encuentran jóvenes y no tan jóvenes. Para solucionar muchos de estos problemas se hace imprescindible una educación basada en actitudes, conocimientos y competencias. Solo así mejoraremos como personas y profesionales, seremos capaces de ser más creativos e innovadores y marcarnos objetivos realistas que nos lleven a alcanzar la plenitud.

Me pareció interesante hablar del efecto Pigmalion llevado a la empresa y la necesidad de ponerlo en práctica diariamente. En las escuelas de negocios estamos acostumbrados a aplicar en nuestros programas esta práctica, es nuestra esencia diría yo, proporcionando herramientas y estímulos a nuestros alumnos, sobre todos en los más jóvenes a través del programa MBA, un referente en este sentido, pero cuando nos dicen que en la práctica profesional también se hace imprescindible, nos obliga a parar y reflexionar; “hay que generar expectativas reales, generando un clima de confianza con los subordinados, si esto no se da rompes el nexo de confianza y la credibilidad como jefe”, en palabras de Sara Pérez Tomé

A lo largo de la jornada pudimos escuchar de forma reiterada la importancia de la educación, de la formación y de la capacidad de reinvención en un mundo en constante transformación, y por último permítanme que comparta con vosotros una conclusión del congreso: la fórmula que determinan las claves del éxito profesional

formación + networking constante + la creación de una marca personal

Tomamos notas de ello, porque queremos seguir transformando personas que transformen el mundo.



Belén Jurado
Directora de ESESA IMF