¿El IRPF nos interesa solo en primavera? - por Francisco Duce, AEAT Málaga.

10 de abril de 2019

Compartir:
  • Fb
  • Tw
  • in
  • G+

El Derecho tributario es un ámbito del derecho muy diverso y sometido a continuas modificaciones.
Dentro del Derecho tributario hay una parte general y una especial. Las dos facetas las debe controlar cualquier profesional que quiera trabajar con temas relacionados con este ámbito. Tan importante es conocer los conceptos básicos de los tributos como el procedimiento administrativo que corresponden a la parte general como conocer cada uno de los impuestos que se encuadrarían en la parte especial.

 
En concreto, el IRPF es el impuesto que habitualmente nos encontramos más al trabajar en el ámbito fiscal, porque es el que afecta a más contribuyentes.
Aunque durante la primavera es cuando más consultas puede generar es un impuesto que durante todo el año nos debe preocupar.

 Y nos debe preocupar por dos motivos, en primer lugar porque las decisiones que una persona física residente tome a lo largo del año nos marcará su tributación cuando en el periodo voluntario (abril a junio del año siguiente) deba cumplir con su obligación y porque en cualquier momento puede haber una comprobación administrativa.


Por lo tanto, es importante estar siempre al corriente de las novedades del impuesto, de los criterios de la jurisprudencia y de la administración y por supuesto, conocer los diferentes procedimientos administrativos que se puedan desarrollar. De ahí la importancia de la formación continua de los profesionales del ámbito fiscal. Para el IRPF hay dos tipos de curso que pueden ser interesantes, el máster y el curso de la campaña de RENTA.


 

 

¿Qué nos ofrece cada uno de esos cursos?

El máster ofrece de manera pormenorizada una visión general y profunda del IRPF, ya que se examinan todos los conceptos de este impuesto. Tanto criterios básicos como la sujeción o no de las  rentas, las rentas exentas, la  individualización de las rentas, la imputación temporal con los criterios generales y los especiales, la unidad familiar y las opciones de tributación, entre otros. También cada una de las rentas, en sus diferentes conceptuaciones, por ejemplo rendimientos del trabajo, del capital, de actividades económicas, imputación y atribución de rentas y ganancias y pérdidas patrimoniales. Sin olvidar la formación de la base imponible y liquidable, los mínimos personales y familiares, la cuota y las deducciones, tanto las estatales como las autonómicas. Como se puede ver de la extensa relación anterior el IRPF es un impuesto muy variado, ya que las fuentes de renta de una persona física son muchas y el componente personal (estado civil, edad, discapacidad,…) determinante a la hora de tributar.

El curso de la campaña de Renta ofrece de manera intensiva un repaso general a todos los componentes de la renta pero sobre todo analiza las novedades de ese ejercicio y la confección de declaraciones de Renta. Cierto que no se puede ver la confección en los diferentes programas informáticos que se ofrecen en el mercado pero todos ellos tienen como base el de la AEAT, por eso la Renta WEB Open es la mejor manera para practicar la confección de declaraciones.

En ningún caso son cursos incompatibles aunque según las necesidades o conocimientos de cada profesional uno u otro serán más aconsejables.

 

Francisco Duce

Docente del Curso Intensivo de Renta de ESESA IMF
Profesor de RENTA en el Máster de Asesoría Fiscal de Empresas de ESESA IMF



   Infórmate ya sobre el curso intensivo en Renta que imparte Francisco Duce: